Cuando no hay más que decir, Pere George nos dice “Hablemos con el cuerpo”

¿Qué se hace cuando se agotan las palabras? ¿Cuando la comunicación no fluye y uno no se entiende con la otra persona? ¿Qué es lo que complica la comunicación verbal?

Mandatos sociales, patrones de comportamiento aprendidos, mecanismos de defensa, vulnerabilidad, ego, malentendidos… todo esto complica y hace difícil que dos seres humanos se entiendan usando el lenguaje. Se dice comúnmente que hasta un 93% de la comunicación entre personas es no verbal.

De esto se trata “Hablemos con el cuerpo“, una canción de amor que Pere George le escribió a su pareja: “Se la escribí a mi pareja en un momento en el cual no lográbamos entendernos hablando, era un momento de la relación en la cual era difícil encontrar las palabras. Ella es coreógrafa, y bailarina, así que me llegó un día el coro mientras tocaba el piano en una sesión en Miami. Se la canté a ella por videollamada y de ahí me seguí componiendo el resto de la canción.”

La producción es muy elegante y fina, cuenta con un piano que Pere George grabó con su iPhone en Heiga Studios en Miami entre sesiones. “Me gustó mantener ese piano porque es el piano en el que surgió la armonía y la melodía del coro” nos dice Pere George.

El beat es muy bailable y disfrutable. Tiene tintes de música brasilera, hip-hop, funk y pop alternativo. La mezcla y masterización es de Ignacio Sotelo (ganador del Latin Grammy), y las voces fueron grabadas por Demián Jiménez y Carlitos González en Baby Jesus Hood Studio y Valenzo Studios.

El video lo dirige una vez más el talentoso Guillermo Llamas (The Flesh Films) y la coreografía y concepto es de la aclamada Fana Adjani. Cuenta con la participación del Premio Nacional de Danza INBA-UAM Carlos Gabriel Martínez y la actriz, stunt y modelo María Urbiola. Es un retrato hermoso de una coreografía sobre patines, en un espacio muy propositivo y con uso de la luz y el movimiento de cámara en mano muy urbano y crudo.

Vean a continuación:

 

Te puede interesar:
Total
0
Share