Keyring: La extensión que te permite compartir cuentas de streaming sin dar tu contraseña


Actualmente existe una área gris cuando se trata de compartir contraseñas de servicios de streaming. Plataformas como Spotify cuentan con paquetes familiares, forzando a que cada usuario tenga su propia cuenta, sin embargo los servicios de streaming cinematográfico funcionan de otra manera.

Mientras que algunas plataformas limitan el número de dispositivos, otras no lo hacen. Netflix recomienda solo compartir con miembros que vivan en tu casa, pero este no es siempre el caso. En muchas ocasiones queremos compartir nuestra cuenta con algún familiar o amigo que no viva con nosotros. Sin embargo esta decisión requiere de una gran cantidad de confianza e incluye un gran riesgo al ceder nuestro usuario y contraseña. Es por eso que hoy te presentamos una herramienta que te permitirá hacer más seguro y sencillo este proceso.

Ya sea que necesites compartir tu usuario con una persona o más, Keyring hace el proceso más sencillo. Esta extensión está disponible para navegadores Chromium como son Google Chrome y Edge, y es compatible con servicios como Netflix, Prime Video, Disney Plus, Spotify, Apple Music y más. Keyring te permite compartir tu información privada sin que los otros usuarios puedan verla.

Para utilizar Keyring solo debes descargar la extensión e iniciar sesión en tus servicios de streaming, y ya podrás compartir tus suscripciones. Cuando los usuarios intenten iniciar sesión, Keyring autocompletará los datos de inicio y se asegurara que estos no pueden ser vistos o copiados.

Actualmente Keyring cuenta con dos versiones: la gratuita que te permite compartir hasta 6 servicios de streaming con 3 diferentes usuarios y la versión pagada que no tiene límite sobre cuantos servicios y usuarios puedes compartir.

Los servicios de streaming cada vez se hacen más caros, y poco a poco consumen más de nuestros sueldos. Es por eso que debemos aprovechar la falta de regulación en esta área.


Miguel Arrañaga

Descifrando con palabras. Nunca me convertí en estrella de rock, ahora escribo sobre ellas.

16 Shares
Tweet
Share16
Pin