La importancia de la música para poder dormir


No es extraño afirmar que la ansiedad se refugia en nuestras casas ahora que el mundo entero lidia contra la pandemia del coronavirus. No es extraño aceptar que la salud mental aún nos parece un tabú o un tratamiento para enfermos. Tampoco es extraño aceptar que la música es un aliado del bienestar emocional. En estas tres vertientes es que surge la necesidad de hablar de la ansiedad, misma que hoy yace en la incertidumbre de no saber cuándo podremos salir de casa, o de no saber del deparo de nuestra economía y/o empleo.

Ligando una pequeña observación en redes sociales es que hemos podido notar una tendencia sobre el problema de no conciliar el sueño. No es para menos, sobretodo ante la distorsión del tiempo donde podemos caer en una especie de monotonía, sedentarismo e incluso adicciones, en el peor de los casos. Y es que la salud mental vista como una especie de pirámide, obedece al sueño como base primordial, sin lograr que se discuta de forma profunda su importancia, proceso y mejora.

Por ello el discutir sobre el sueño en tiempos de cuarentena, sugiere darle un rostro distinto, sobretodo en este espacio. Darle el rostro de la música.

La música como medio para conciliar el sueño presupone muchas formas; desde meditación, terapia, hasta ejercicio o simplemente placer. En todas se establece un tono suave, lento e incluso nostálgico, sin saber muchas veces lo que esto puede llegar a trascender.

¿Será que algunos músicos compongan en busca de conciliar el sueño? Pregunta bizarra en el hecho de que muchas veces se cataloga a una canción o banda como mala por dar sueño. 

Es así que nos dimos a la tarea de crear este breve preámbulo con el objetivo de mirar de otra forma nuestras canciones favoritas y pensarlas como un medio para poder dormir, recordando siempre, que el sueño es una inclusión espiritual, física, saludable y hasta metafórica en nuestro ser.

Por y para ello, presentar un pequeño playlist parece una buena forma de empezar, seguros de que en esta cuarentena las listas de reproducción han crecido de sobremanera. Presentamos un repertorio de 30 minutos donde la capacidad de relajación resulte suficiente, como en una especie de lectura de libro. Y si, nuestro playlist insta al mismo proceso puesto que escogimos canciones que guardan un especial detalle en sus letras, algunas brillando por su ausencia, otras por transmitirse en un lenguaje diferente, y un par bailables (aunque no lo crea) que al final nos dan un final feliz.

Vamos desde el español de Cat Power y la felicidad que transmite por el nacimiento de su hijo; luego por una psicodélica pieza de Metronomy de apenas minuto y medio, siguiendo por una pieza instrumental de Aphex Twin estilo Mozart, terminando por un ambiente inusual en Soda Stereo y una entrega de amor y coraje por Leonard Cohen, en su lecho de muerte.

 

Si bien la música ambiental luce esencial en el ejercicio del sueño, creemos que las nuevas generaciones merecen entender las travesías y la magia de sus artistas favoritos. Para muchos depende el mood en el que estemos, para otros una simple casualidad, pero no podemos negar que cada día conocemos algo nuevo en la música. Hoy toca aprender a dormir en ella.

 


0 Shares
Tweet
Share
Pin