LA VITUELA: “Cada canción supone nuevas formas y retos”.

CUADROS DE UNA GRABACIÓN representa el nuevo EP del cuarteto argentino que lo encuentra más firme que nunca, manifestando la unión entre los diferentes géneros y estilos de la música popular con un gran cuidado en los arreglos vocales.

La banda santafesina nace de la amistad entre Manuel Schurjin (guitarra, teclado y voz) y Vito Stamatti (cantante y guitarrista) durante el último año de colegio (2012) en el que organizan jornadas para tocar. De esa manera, se dan cuenta de que les apasiona la misma música: El Flaco Spinetta, Soda Stereo y The Beatles, entre otros.

Asistiendo a coro, Manuel conoce a Agustín Almirón (baterista) y Patricio Druetta (ex tecladista) y les propone sumarse a un proyecto de banda que termina de completarse con el aporte de otro amigo de la vida en el bajo.

En aquel entonces la casa de la abuela de Vito no sólo abre las puertas a los primeros ensayos, sino que también a la creatividad de los integrantes para definir un nombre colectivo. Como si esto fuera poco, la mascota del vocalista se acopla a las reuniones al punto de convertirse en el sexto miembro y logo representativo de LA VITUELA.

La búsqueda de una esencia propia rinde sus frutos en 2016 con la incorporación de Melina Gómez en bajo y las primeras presentaciones en la Ciudad de Santa Fe. Poco tiempo después comienzan a trabajar en su primer EP HOMÓNIMO de tres canciones originales que editan a mediados de 2018.

El segundo material, también de tres tracks, en formato LIVE SESSION resulta de la grabación en la Mediateca de la provincia que habilita su lanzamiento en 2019. Actualmente disfrutan de la presentación de su tercer EP CUADROS DE UNA GRABACIÓN a través de las tiendas digitales.

¿Cuáles son las raíces de La Vituela?

Principalmente nuestras raíces son el rock nacional: Serú Girán, El Flaco Spinetta, Gustavo Cerati, Bersuit Vergarabat, Sig Ragga, entre otras grandes bandas que nos marcaron un antes y un después en el rock argentino. A partir de allí, nuestros oídos absorben cualquier género musical del que podemos sacar provecho a la hora de componer. Sea el género folklore, el pop, el jazz y bossa nova, entre otros.

¿Qué les demanda más tiempo al momento de componer?

Sin duda ambas. Componemos de manera distinta y cada canción supone nuevas formas y retos. Hay temas cuyas letras estuvieron sin avances por meses y otros más “cerrados” desde un comienzo.
En el caso de la melodía, o más bien la música, es un trabajo arduo de todos encontrar “la vestimenta” que siente con respecto a lo que queremos que el sonido de la banda sea. Este proceso de búsqueda y maduración no es algo que necesariamente se dé rápido, ni tampoco algo que se pueda apurar.

¿En qué momento sintieron que era la oportunidad de trasladar esas canciones al nuevo EP?

A finales del 2019 pudimos realizar un show en un bar local, donde tocamos diferentes canciones y, entre ellas, las que están en nuestro último EP. Luego de eso pudimos darnos cuenta que estábamos conformes con la interpretación de las nuevas canciones y que ya podíamos empezar a grabarlas.

Fue así que, a comienzos de 2020, nos organizamos junto con el sonidista Raúl Rivera y en el mes de marzo comenzamos con la grabación. Por obvias razones tuvimos que cortar con esto, hasta que a mediados de año pudimos retomar con el proyecto.

¿Quiénes ayudaron a completar y plasmar la idea?

Musicalmente podemos decir que fue un trabajo íntegramente de La Vituela, concentrándonos en el objetivo final que queríamos para las canciones y, con ello, procurando los arreglos correspondientes para cada una de ellas.
En el proceso de grabación realmente tuvimos la ayuda de Raúl para ultimar detalles en los arreglos que, finalmente, podemos escuchar en el EP.

En lo que se refiere a la conceptualidad, imagen y diseño, tuvimos ayuda de Lautaro Schurjin y Julián Reynoso; quienes con el arte visual agregaron lo que le faltaba al EP para finalizar.

¿Tres palabras que lo representen?

Amor, búsqueda, comprensión.

¿Cómo fue producir un videoclip en pandemia y que buscaron transmitir?

Producir los videos fue un poco difícil por el hecho de cumplir con un protocolo correspondiente y saber que no estábamos haciendo nada fuera de lo legal. Esperamos a que las autoridades de nuestra ciudad dieran un “ok” para realizar actividades artísticas. Entre ellas, darnos permisos para ensayar.
A partir de allí, nos propusimos filmar un video en el espacio donde nos juntamos a ensayar, sin hacer demasiadas complicaciones de producción. Fue así, que decidimos montar el lugar con cuadros, en su mayoría del pintor santafesino Raúl Schurjin, simulando como si estuviésemos tocando en un museo local.

Con la magia en las cámaras y luces de Lautaro y Julián pudimos finalizar la idea de hacer los dos videoclips de las canciones “Entre Sueños” y “Cariño Sentido”.

¿Cómo describirían el vivo de la banda?
Para nosotros el vivo comienza desde los ensayos, preparando todo lo que queremos que salga en el show. Juegan varios elementos, no sólo la música. Las luces, el sonido, la vestimenta y la actitud en cada canción; podríamos resumir en la performance.

Cuando llega el día, realmente es algo que disfrutamos. Nuestro oficio no solamente se centra en la composición, en los arreglos o ensayos; sino también en la presentación en vivo, donde ahora la música se extiende hacia otras personas que pueden escuchar y apreciar el trabajo que hacemos.

¿Qué se viene para este 2021?

Como muchos amigos y compañeros del rubro de la música, después de tanto encierro y tanta ausencia, volver a ocupar los lugares de encuentro de la cultura es algo que queremos capitalizar este año. Tocar en vivo, estar cara a cara con el público, sintiendo esa emoción única plasmada en grandes aplausos. Son lo que da sentido a lo que hacemos como La Vituela y como músicos.
Otro objetivo que ya hemos podido poner en marcha, es la grabación de dos nuevos singles que van marcando un giro musical de la banda. Sin dejar de trabajar en nuevas composiciones, explorando formas, colores y sabores.

Te puede interesar:
Total
1
Share