Lost in Music: Una odisea Pop – Giles Smith


Lost in Music: Una odisea Pop
Giles Smith
Editorial: Contra (2013) edición de año original (1995)
La música nos ayuda a recordar, a ordenar, a conectarnos, a concentrarnos o distraernos y un sinfín de particulares situaciones. Pues en esta ocasión ayuda a contar una historia: la historia del no-éxito de una banda que logró firmar con una major, su recorrido en el (no siempre) gratificante mundo de la música, amistades y compañeros de banda, sobre las influencias artísticas del autor y los clichés de cualquier obsesivo con la música en los que seguro a momentos podrás ver un reflejo que pudiera sospechosamente parecerse a ti.
L a historia del no-éxito de Giles Smith es definitivamente mucho más común que la de digamos: Kurt Kobain solo por tomar un ejemplo, pero es mucho más que eso; es una historia de amor a la música, de una dedicación en cuerpo y mente a su música y la emoción de poder firmar un contrato, grabar un disco y salir de gira como resultado de ese amor y dedicación, y aunque todo lo anterior suena bien los detalles son necesarios para comprender la infructuosa realidad de la mayoría de estos sueños que no trascienden, pero que nada nos detenga que aún queda toda la música que atesoramos, en donde el arte del coleccionista y sus manías convierten a cada disco en un pequeño tesoro y en una parte de nosotros, así como nosotros podemos marcar a la música (Aunque tengamos con conformarnos con marcar nuestra propia copia física de un álbum que muestra su desgaste y rayones orgullosa como prueba de ello)

Hablamos de seguir con tus sueños hasta su última instancia , también de la fortuna y el desastre que parecieran venir de la mano en la vida, y a final de cuentas de la resignación lógica de los sueños caducos por el tiempo y las obligaciones de la vida adulta, aunque para ser francos esos sueños nunca terminan de caducar en el alma y no deberían de hacerlo pues en un sentido casi poético y nunca literal es lo que nos mantiene vivos por dentro (después de todo Susan Boyle fue famosa hasta sus casi 50 años de edad). Son los deseos y aspiraciones de poder vivir con el estilo de vida de una estrella pop y luego regresar a casa en autobús al abrir los ojos, es una combinación elegante y humorística sobre vivir por la música y a través de ella, es como su título lo indica una odisea pop.


0 Shares
Tweet
Share
Pin